Aprende, Formalizar mi negocio
Formalizar mi negocio

Para cerrar el acuerdo… ¡un contrato!

Compartir

Asegúrate de tener todo claro entre tú y tus trabajadores.

Si ya elegiste el régimen laboral bajo el cual estarán tus colaboradores, lo que sigue es hacer que la relación se concrete. Y esto se logra a través de un contrato de trabajo. Este es un documento que resume y detalla las condiciones bajo las cuales un trabajador se compromete a laborar para tu empresa, así como la retribución que recibirá por realizar determinadas labores.

Es importante saber que, cuando se firma un contrato laboral, se generan tres tipos de obligación:

  • Prestación personal del servicio: el trabajador no puede delegar su labor a otra persona.
  • Vinculo de subordinación: Eres tú, como empleador, quien define la jornada laboral, los incentivos y las sanciones.
  • Remuneración: Debes pagar a tu trabajador por el servicio que te presta y respetar lo dispuesto en el contrato.

Existen cuatro tipos de contrato que puedes usar y que están autorizados por el Ministerio de Trabajo. Conociéndolos, será más fácil definir cuál es el que más te conviene:

MODELO 1: Contrato a plazo indeterminado

Lo cierras con aquellos trabajadores que realizarán labores de carácter permanente en tu empresa. Puede ser aceptado por escrito o de forma verbal. No es obligatorio presentarlo ante el Ministerio de Trabajo.

TIP: Existe un periodo de prueba de hasta tres meses, de acuerdo a ley, en que los trabajadores con contrato a plazo indeterminado pueden ser evaluados. Si estas no fueran satisfactorias para tu empresa, puedes resolver el contrato y desvincular al trabajador, si corresponde con liquidación.

MODELO 2: Contrato sujeto a modalidad

Son los contratos de carácter temporal y, por ende, debe quedar bien definida una cantidad de tiempo en que funcionará el vínculo laboral con tu colaborador. Deben quedar cerrados por escrito, firmados por cada una de las partes y presentados ante el Ministerio de Trabajo.

MODELO 3: Contrato con jornada a tiempo parcial

Estos corresponden para aquellos trabajadores que van a laborar menos de cuatro horas al día en tu empresa. También debe quedar constancia del contrato por escrito. Los trabajadores de este tipo de contrato no acceden a CTS, vacaciones, ni indemnización por despido.

MODELO 4: Contrato para personal extranjero

Tiene algunos límites, debe ser aprobado por el Ministerio de Trabajo y sujetarse al Decreto Legislativo 689. El número de personal extranjero no podrá superar el 20% de tu planilla, los contratos se celebran por escrito y tienen un límite de tres años, que se pueden prorrogar por el mismo plazo.

TIP: Si quieres saber más sobre los contratos para personal extranjero, mira este enlace: http://goo.gl/eX46d9

CLAVE: Los contratos pueden ser presentados al Ministerio de Trabajo vía web, siguiendo estas instrucciones.

 

Compartir

Redacción Comunidad Entel

Vive en Lima Perú

Seguir leyendo

Recibe las mejores herramientas para tu negocio en tu correo
Suscríbete