Aprende, Incubar mi idea
Incubar mi idea

Crea tu plan de financiación. ¡Aquí te ayudamos!

Compartir

Cuando comienzas a elaborar tu idea de negocio, debes tener claro de dónde vas a obtener los recursos financieros. Algo que preocupa a muchos, ¿verdad? Para ellotendrás que desarrollar un plan de financiación en el que respondas a estas preguntas: ¿cómo voy a obtener dinero? ¿Cómo voy a emplear ese dinero? ¿Cómo voy a recuperar esa inversión o financiación?

Para que te sea más simple resolver estas incógnitas, aquí te dejamos una ayudita.

¿Cómo voy a obtener el dinero?

Tienes tres opciones para conseguir dinero para tu empresa:

  1. Consiguiendo socios: se trata de vender tu idea de negocio a personas interesadas en invertir. Así, tú conseguirás el dinero que necesitas y ellos podrán contar con parte de los beneficios que reciba la empresa en el futuro.
  2. Pidiendo préstamos: ¿no quieres compartir tu empresa? Entonces tendrás que pedir préstamos o créditos. Aunque lo clásico es hacerlo a través de entidades bancarias, hemos visto que en los últimos años existen otras opciones, quizá más flexibles, como el crowdfunding.
  3. Solicitando préstamos híbridos: un recurso muy popular entre las startups es el de los préstamos híbridos. ¿En qué consiste? Se trata de pedir préstamos que puedas saldar bien con dinero bien con acciones de tu empresa.

Ninguno de estos tres es mejor ni peor, sino que te convendrá elegir uno u otro dependiendo del horizonte de la inversión y de lo que calcules que vas a tardar en recuperar tu dinero. Normalmente, las empresas que están empezando tratan de financiarse con recursos propios mientras que los préstamos y créditos los utilizan para cuando la empresa ya ha empezado a rodar.

¿Cómo voy a emplear el dinero?

Una vez que tengas claro de dónde va a venir el dinero que necesitas, tendrás que elaborar un presupuesto en el que se detalle mes a mes en qué vas a invertir ese dinero. Para realizar un presupuesto, primero tienes que presupuestar la ventas y a partir de este se estiman los presupuestos de gastos operativos, desarrollo de producto, desarrollo de negocio, comercialización y plan de tesorería.

¿Cómo voy a recuperar esa inversión o financiación?

Aquí es donde entra en juego el mencionado plan de tesorería. En él se tiene que ver reflejado cómo y en cuánto tiempo se va a recuperar la inversión y cuál es el riesgo de que la empresa se quede sin capital (riesgo de liquidez).  

Recuerda que el plan de financiación es una parte imprescindible del plan de negocio. ¡Es importantísimo que lo elabores si quieres que tu empresa funcione!

¿Tienes algún consejo para desarrollar un buen plan de financiación? Cuéntanoslo y ayuda a otros emprendedores como tú.

Compartir

Redacción Comunidad Entel

Vive en Lima Perú

Seguir leyendo

Recibe las mejores herramientas para tu negocio en tu correo
Suscríbete